• Mié. Ene 19th, 2022

ClorindaNoticias

Sin Vueltas

CLORINDA: EL «PROGRESO» QUE ATRASA.

PorRicardo O. Romano

Dic 1, 2021

Jorge Aníbal Aguirre

Paradoja de una gestión municipal que se ufana de ser previsora, organizada, eficiente y progresista cuando lo que en realidad sucede es casi todo lo contrario.

Tomemos el ejemplo del pavimento urbano, su evolución tanto en las nuevas obras como en existentes que están arruinadas.

Por cada cuadra de pavimento nuevo que financia el gobierno provincial, por lo menos tres de las existentes muestran un estado de ruina y abandono que en este caso o tipo de obras que nunca tienen respiro.

Son entonces o su comportamiento de deterioro lo es, progresivos en términos exponenciales. Las tareas de mantenimiento que deben ser una obligación para quienes tienen el deber de cuidar el patrimonio urbano, han sido abandonadas desde el inicio mismo de esta deplorable gestión municipal.

No todo se resuelve con «obras de bacheo» que son en definitiva el «requiescat in pace» de ese pavimento que con prevención, mantenimiento y cuidado, pudo evitarse. Mantenimiento de juntas y control de cargas son las tareas y controles básicos de manual para que la ruina de nuestras calles no siga avanzando en la manera que hoy lo hace. La tasa de deterioro supera en un 75% a la de reposición vía obras nuevas.

No hace falta ser profesional para entender de lo que estamos hablando, recorrer hoy la ciudad en cualquier vehículo y por cualquier zona son suficientes pruebas de que el tema no va para bien. Bordes y salientes, hundimientos, piel de cocodrilo, relleno de baches con escombros, etc. es el panorama desolador que se observa en toda el área pavimentada.

Ni que hablar del famosos Barrio Chino. El desorden y el caos de camiones de carga dentro de la zona urbana, atentan directamente contra la vida útil del pavimento y no está en el plan del municipio prohibirlos o limitarlos a pesar de que la bendita «playa de camiones», donde debería realizarse el quiebre de cargas, solo sirve para negocios de la Empresa San José y de quien sabe quién más.

No todo es negocio y recaudación ilegítima en una gestión municipal. El cuidado de los bienes que son, para decirlo de alguna manera, nuestro PIB ciudadano, son una obligación inexcusable del ejecutivo, que por omisión o desidia o falta de interés económico, deja que millones de pesos desaparezcan cuando los años de vida útil de un bien no llegan al 20%.
El «piso de parquet» tan publicitado no es tal y solo se observa ruina, tierra y basura en nuestro paisaje ciudadano.

Entrada relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *